Saltar al contenido
Minerales y Rocas

Albita, un mineral muy utilizado

Albita, un mineral muy utilizado
4 (80%) 1 vote[s]

La albita es un tipo de mineral que está clasificado por los expertos en el grupo de los silicatos, en concreto en un subgrupo que recibe el nombre de plagioclasas. Si prestamos atención a su composición, esta puede variar bastante en relación si nos encontramos con calcio, o con potasio, aunque lo más habitual es que el resultado de la misma sea una composición entre estos dos materiales. En cualquier caso, la composición de potasio + calcio tan sólo supondrá un 10%, mientras que el 90% es aluminosilicato de sodio.

Sin más dilación, vamos a analizar sus principales propiedades.

Propiedades de la albita

Fórmula: NaAlSi3O8

Dureza: 6 – 7

Color:  Blanco – gris

Clase Minera: Silicatos

Usos del mineral

albita mineral

A diferencia de otros minerales, la albita no se suele utilizar mucho. Lo más habitual es que se emplee en campos cómo en la cerámica o en la geoterapia, aunque a lo largo de la historia se le ha atribuido ciertas propiedades mágicas (se la suele confundir con la amazonita por eso mismo).

Lo cierto es que no resulta fácil utilizarla en la cerámica: Durante el proceso de la extracción del mineral se observa que no se encuentra de manera pura, si no que viene de forma conjunta con sedimentos minerales. Lo más habitual es que se quiera conseguir una mezcla de calidad, para lo que se necesita obtener el mineral en su estado más puro, con la mejor composición posible.

Los expertos se encargan de aplicar una serie de procesos químicos industriales con el objetivo de acabar con aquellos sedimentos que están arruinando el valor de la albita.

Una vez que ha sido tratada, el mineral será triturado hasta dar forma a un polvo muy fino. Este polvo es vendido a las empresas y a partir del mismo se crean diferentes piezas de cerámica.

La dureza de la albita es considerable, la fundición es complicada de lograr, y esto supone una ventaja: el material que se haya creado será muy resistente a las altas temperaturas sin que se pueda romper.

El proceso que se utiliza para transformar a la albita en la cerámica es muy similar al que se sigue con el vidrio. Habrá que someter el material a altas temperaturas para conseguir el resultado deseado en cualquier caso.

¿Cómo reconocer el mineral?

albita

La albita es un mineral que se presenta con sus cristales bien formados, fácilmente identificables a primera vista. Estas características se producen debido al proceso de transformación que se produce para crearse.

Una vez que haya sido extraída del nacimiento será fácil apreciar estrías o cortes a lo largo de la estructura del material. De hecho, los expertos le restan valor al material si no presentan estas texturas o protuberancias, o si las que presentan son más bien escasas.

Se estudia también el color del mineral para poder identificarlo, aunque esta es la parte más complicad. Y es que la albita no presenta un color único, si no que puede ser blanco o gris, incluso una combinación de ambas tonalidades a lo largo de la estructura (y que, como ya hemos visto, es el resultado de la proporción de potasio, de calcio y de aluminosilicatos de calcio que pueda haber en cada caso).

El mineral se forma asociándose a otros minerales (y es que, o bien se forma en las inmediaciones de los mismos, o hasta en el mismo yacimiento). Es común que se encuentre cerca de otros yacimientos cómo puede ser la sienita o el granito, aunque también podemos verla cerca de las moscovita o del cuarzo.

¿Dónde se encuentra la albita?

La albita se puede encontrar en prácticamente cualquier parte del mundo. Se puede conseguir el mineral pulido y con forma redondeada (si no es en un yacimiento, si en una tienda que se especialice en este tipo de producto), aunque los expertos recomiendan comprarla sin que esté modificada, ya que así se podrá tratar de la forma que se quiera y no perderá tanto valor.

Se han encontrado importantes yacimientos de este mineral en la península Escandinava y en la Península del Labrador. Si estás buscando yacimientos en España, los más importantes se encuentran en Cádiz, Málaga y Asturias.

Localizar un yacimiento de albita no es fácil, y esto es debido a lo que ya comentábamos anteriormente: y es que la albita se asocia con otros minerales al formarse cerca o en el mismo yacimiento. Habrá que identificar los diferentes minerales para estar seguros de que realmente se trata de albita.

Datos interesantes del mineral

albita propiedades

Se cree que la albita, cómo otros minerales cómo la amazonita, tiene propiedades mágicas. Uno de los campos en los que más se usa es en la geoterapia (para sanar y curar determinadas enfermedades o proporcionar un cierto alivio ante ciertos estados emocionales).

Se tienen referencias de que muchas generaciones han utilizado la albita cómo canalizador para liberar la sensación de ansiedad y de estrés que tiene la persona que la lleva. Según se cree, es capaz de expulsar esas sensaciones para que nos sintamos más libres.

También se puede utilizar para combatir la depresión, o para tratar algunos problemas mentales. Algunos individuos la colocan en su mesita de noche para que la energía del mineral “trabaje” durante las horas de sueño y que al día siguiente aporte una cierta seguridad y fortaleza mental al individuo.

Por otra parte, se piensa que tiene beneficios curativos para eliminar ciertos dolores del cuerpo.

Minerales que también te pueden interesar

error: Contenido protegido!!