Saltar al contenido
Minerales y Rocas

Dolomita, propiedades del principal componente de la dolomía

Dolomita, propiedades del principal componente de la dolomía
5 (100%) 1 vote

El mineral dolomita está compuesto por carbonato de calcio y magnesio. Su producción es debida a un proceso en el que se intercambian iones entre el elemento calcio con el magnesio en una roca caliza. El descubrimiento de la dolomita se debe al francés “Déodat Gratet de Dolomieu” a quién debe su nombre. Forma una parte muy importante de las rocas metamórficas y sedimentarias, y es el mineral principal de las rocas metadolomías y dolomías.
Para tener más datos del mineral y roca dolomita, sigue leyendo:

Índice del artículo

Propiedades del mineral

  • Fórmula: CaMg(CO3)2
  • Dureza: 3,5 a 4
  • Color: Incolora, con tonos blancos o grisáceos
  • Clase Minera: Carbonatos

Usos del mineral

El mineral dolomita tiene muchos usos: tiene aplicaciones industriales, se puede utilizar en labores implicadas con el cuidado de la salud y del mantenimiento de los individuos.

La roca dolomía se utiliza para dar forma a la pavimentación de carreteras, incluso hasta con ella se pueden construir ciertos asfaltos. Para ello, una vez que se ha recogido la roca, esta es triturada y pasará a formar parte del suelo. Debido a la gran proporción que se puede encontrar en la tierra, se puede extraer tanta cómo se necesite sin temor a que escasee. En el ámbito de la construcción también se puede usar para la producción de cemento, contribuyendo con la creación de una mezcla resistente.

También tiene importantes aplicaciones químicas: los expertos se basan en las propiedades de la dolomita para neutralizar ácidos (y es que tiene capacidad para neutralizar casi por completo cualquier ácido). De esta forma, se puede utilizar en diferentes proyectos relacionados con la restauración del flujo, y resulta un componente clave en el acondicionamiento de suelos.

Se utiliza para la creación de ladrillos, cerámica y vidrio. Además, también se utiliza para procesar metales, actuando como un agente sintetizador muy interesante para la industria.

Antiguamente se utilizaba un remedio con dolomita para contrarrestar la acidez del estómago (de hecho, este remedio todavía se sigue consumiendo, y resulta muy efectivo).

Incluso hasta puede ser pulverizado, siendo un componente fundamental para dar forma a los polvos de talco para los bebés.
Además, el mineral dolomita es un componente clave de la pasta de dientes, de suplementos nutricionales, ayuda a crear fertilizantes y hasta a dar forma a esmaltes cerámicos.

¿Cómo reconocer el mineral?

El mineral dolomita está compuesto por calcio en torno a un 21,75%, por carbono en un 13,03%, por magnesio en un 13,18% y en oxígeno en un 52,06%. Esta es la fórmula habitual que presenta la dolomita, aunque no es fija. También es posible encontrar otros componentes cómo puede ser el níquel, el plomo o el hierro; estos elementos hacen que cambie su estructura, su forma y su colocación.

Si se estudia en detalle la fórmula del mineral, es posible que se pueda confundir con la de la calcita, ya que existen similitudes de gran importancia. De hecho, la gran diferencia es que es que la dolomita está compuesta por magnesio; pero si la proporción de este elemento en el mineral es muy baja, pueden producirse problemas de importancia en cuanto a la identificación del mineral se refiere.

Ante un rápido examen visual se presenta incolora, aunque puede tener algunos tonos grisáceos o blancos. En ocasiones se puede formar lo que se conoce cómo la caliza dolomítica, una agrupación rocosa que destaca por su gran contraste de colores.
Se encuentra en rocas sedimentarias, aunque no pueden proceder de sedimentos que se hayan creado hace poco. Se debe de excavar a una profundidad mínima de 100.000 metros para localizar el mineral.

¿Dónde se encuentra el mineral?

Cómo no es un mineral que sea excesivamente difícil de encontrar, hay muchos yacimientos en casi cualquier parte del mundo. Se han conseguido encontrar cristales de dolomita de hasta 100 mm en Brumado, en Brasil, en Eslovaquia, en Rumania. En Eugui (En España), se han llegado a encontrar ejemplares de hasta 20 mm.

Aunque con una rareza superior, se han llegado a encontrar cristales de hasta 150 mm de longitud en cavidades de rocas dolomíticas, en zonas cómo Binntal (Suiza) y en Lengenbach; también hay un yacimiento importante en Jáchymov (en la República Checa), en dónde se encuentran cristales de varios centímetros.

Datos interesantes del mineral

Se ha investigado mucho sobre las propiedades de la dolomita. De manera natural, el mineral actúa como un huésped en el que se depositan minerales cómo el cobre, el plomo o el zinc. Lo más común es que esta relación se dé en zonas hidrotermales, ya que en las mismas veremos cómo los ácidos se sobrecalientan, y se consiguen transformar en otros tantos metales.

La dolomita forma parte importante de complementos nutricionales que se venden en muchos establecimientos; se complementan con vitaminas para lograr un aporte superior. Ahora bien, antes de ponernos a consumir estos suplementos será crucial ponerse en contacto con un dietista o experto para evitar que se produzca cualquier tipo de carencia en nuestra dieta. El abuso de estos complementos podría producir efectos secundarios muy negativos para nuestra salud.

En el ámbito de la física de partículas se utiliza para aislar los detectores de partículas. Permite aislarlos de la interferencia de los rayos cósmicos, lo que tiene un sinfín de aplicaciones para dar forma a una larga serie de experimentos.
Estos son los principales usos de la roca dolomía y las característica que identifican al mineral.

Minerales que también te pueden interesar

error: Contenido protegido!!