Saltar al contenido
Minerales y Rocas

Lapislazuli, propiedades del mineral

Lapislazuli, propiedades del mineral
Evaluanos

El lapislázuli es un mineral muy valorado, una piedra semipreciosa. La piedra de lapislázuli está formada por los minerales silicato cálcico y lazurita, lo que hace que adquiera un marcado color azul que la convierte en una auténtica joya. Pero también puede tener otros elementos que pueden hacer que adquiera otros colores. No le afecta el ácido clorhídrico, hecho que le ayuda a diferenciarse frente a otras rocas y minerales que puedan tener características similares (por ejemplo, la azurita reacciona con ácido clorhídrico diluido al 10%).
Para saber más sobre el lapislázuli, sigue leyendo:

Propiedades del mineral

  • Fórmula: (Na,Ca)7-8(Al,Si)12(O,S)24[(SO4),Cl2,(OH)2]
  • Dureza:5 a 5.5.
  • Color: Azul
  • Clase Minera: Silicatos
  • Fractura: concoidea
  • Sistema: Hexagonal

Usos del mineral

Las propiedades del lapislázuli hacen que el material sea muy útil en nuestra sociedad actual, además de ser muy utilizado en infinidad de sociedades pasadas. En el Antiguo Egipto se consideraba que el mineral lapislázuli era muy importante; por ello se utilizaba para complementar la figura de los escarabajos sagrados, o las máscaras funerarias. Se lo consideraba tan importante en esta civilización que también tenía su papel fundamental en la medicina.
Un poco más adelante en el tiempo, en el medievo, las propiedades de la piedra lapislázul se usaban de otra manera; se trituraba el mineral para obtener lazurita. Con este polvo se creaba un pigmento azul que era utilizado por los pintores para dar forma a una larga serie de representaciones artísticas (también se usaba para teñir telas).
Pintores destacados cómo Alberto Durero, Leonardo Da Vinci o Fran Angélico utilizaron el pigmento de mineral lapislázuli para dar forma a sus obras. Teniendo en cuenta el uso, y la dificultad de encontrarlo, su valor por aquellas épocas era de hasta 4 veces el del oro.
En los siglos XII-XIII, los reyes de Francia serían los primeros en utilizar prendas que se habían tenido con el pigmento obtenido con el material. Esto generó una tendencia que derivo en que se terminase utilizando en la pintura y en la cultura de los siglos venideros.
A día de hoy, la piedra lapislázuli se utiliza generalmente en el mundo de la joyería. Chile es todo un referente en la exportación de este tipo de material a lo largo de todo el mundo, en su forma nativa, cómo esculturas, vasos, etc.

¿Cómo reconocer el mineral?

Aunque no hay muchos minerales que presenten las mismas características del lapislázuli (sobretodo, esa marcada tonalidad azul), conviene tener bien claras sus propiedades para evitar confusiones.
La roca de lapislázuli está formada, a su vez, por diferentes minerales cómo lazurita y silicato cálcico. Esta unión de materiales es lo que hace que el mineral consiga su marcado color azul tan característico, pero también puede haber algunas variaciones; si en lugar de llevar estos minerales estuviera compuesto por calcita y por wollastonita, entonces dará como resultado un marcado color gris blanquecino. Si tuviera pirita, entonces emitiría unos elegantes reflejos dorados.
Las propiedades del lapislázuli nos indican que al mineral no le afecta el ácido clorhídrico, y esto resulta clave para evitar que se produzca cualquier confusión con otras rocas (cómo con la azurita). Y es que la azurita provocará un efecto efervescente cuando reaccione con ácido clorhídrico diluido al 10%.
Su dureza es alta, de 5 – 5.5 en la escala de Mohs, y presenta un brillo vítreo de lo más característico.
Este conjunto de propiedades de lapislázuli lo hacen único, aunque lo cierto es que hará falta un ojo experto que sea capaz de apreciar todas las diferencias para evitar confusiones.

¿Dónde se encuentra el mineral?

El mineral lapislázuli se ha usado desde el principio de los tiempos, y lo cierto es que, a excepción de en algunos momentos temporales, no ha habido mucha dificultad para hacerse con él.
El que sin duda es el yacimiento más importante del material lo encontramos en Hindukush (Afganistán). Estas minas todavía tienen recurso para ser explotadas y extraer el mineral; cómo ya se ha demostrado, están repletas de lapislázuli, por lo que sigue siendo un punto de extracción muy característico.
También existen extracciones en otros lugares cómo Chile, Canadá, Alemania, Estados Unidos o Pakistán.
Como curiosidad, uno de los últimos yacimientos del mineral lapislázuli que se han encontrado ha sido el de Chile (que ha sido llamado “Flor de los Andes). El yacimiento lo encontramos a unos 3600 en la cordillera de Ovalle.

Datos interesantes del mineral

El nombre de lapislázuli tiene un origen curioso. Por un lado proviene del término del latín lapis, que se puede traducir cómo piedra, además del término del árabe clásico lāzaward. Este término deriva al mismo tiempo de la palabra persa ağvard o lažvard, que se puede traducir cómo “rizo de rey”.
Se han encontrado grabados del lapislázuli, aunque lo cierto es que esta técnica tan sólo se lleva a cabo si se encuentran trozos del material con grandes dimensiones. Por ejemplo, una de las grabaciones más impactantes es la de “copa de lapis piritoso”, que es un sable de empuñadora de Lapis de Luis XVI.
En el mundo esotérico, la piedra lapislázuli también resulta muy valiosa. En el budismo se la considera una piedra mística, con propiedades sagradas. Incluso se cree que Sangye Menla consigue su poder curativo a través de este mineral.
Se piensa que fomenta la autoconsciencia, lo que te ayudará a conseguir una cierta fluidez a la hora de hablar y de soñar.

error: Contenido protegido!!