Saltar al contenido
Minerales y Rocas

Magnesita, propiedades del mineral

Evaluanos

La magnesita es un mineral que está formado por carbonato de magnesio en combinación con trazas de materiales cómo hierro, calcio, cobalto, manganeso o níquel. Precisamente es la presencia de todas estas combinaciones las que hacen que la magnesita tenga ese color tan característico. También se la conoce con otros sinónimos muy variados cómo mesitita, giobertita, baldissérita, giobertita o roubschita. El nombre de magnesita se le atribuye a Jean-Claude Delamétherie (1785), aunque en esta denominación se incluyen minerales de magnesio.
Para conocer todas las propiedades de la magnesita y sus usos, tan sólo sigue leyendo:

Propiedades del mineral

  • Fórmula: (Mg,Fe)CO.
  • Dureza: 4 a 4.5
  • Color: Incoloro, rosado, amarillo, blanco y blanco grisáceo
  • Clase Minera: Minerales carbonatos y nitratos.

Usos del mineral

Las propiedades de la magnesita lo convierten en un poderoso aliado del ámbito industrial. Se puede usar tanto en el campo de la fotografía, en la construcción o en la siderurgia. Dependiendo del tratamiento que reciba el material podrá tener un uso u otro diferente.
A partir del mineral se pueden conseguir 2 derivados: por un lado tenemos la variación de magnesio metálico, que es el tipo que se utilizará normalmente en la industria metalúrgica. Incluso hasta se puede utilizar para crear aleaciones ligeras que resultan muy prácticas en el ámbito de la industria aeroespacial.
Por otra parte existe la variación de las sales de magnesio. En cambio, estos compuestos se utilizan en la industria farmacéutica, además de en la industria del caucho o en la industria papelera. Pero no siempre se han utilizado con este fin, ya que antiguamente se empleaban en el mundo de la fotografía, para crear los flashes que necesitaban las primeras cámaras con carrete. Ahora ya no se utilizan para dicho fin.
Es de los pocos minerales que tienen aplicación en el mundo deportivo. El mineral de la magnesita se puede triturar hasta conseguir un polvo que, una vez que se aplica en las manos, evita que estas suden, permitiéndonos conseguir un buen agarre. Ayuda a minimizar los principales riesgos de hacer deporte en los que se exija agarrarnos a algo.
Se puede usar para hacer productos que aguanten bien las altas temperaturas, evitando que se puedan llegar a incendiar.
Entre el resto de sus usos queremos destacar que es un mineral muy valorado por parte de los coleccionistas, quienes buscan completar su colección de minerales.

¿Cómo reconocer el mineral?

Reconocer el mineral de la magnesita en base al color que tiene es complicado, ya que la tonalidad puede variar en base al tipo de impureza que tenga el material (dependiendo de su existe o no Mn, Fe, Ni, Co o Ca, es posible que tenga un color rosa, amarillo, blanco, grisáceo, incluso hasta incoloro.
De entre todas estas tonalidades, la más común es la amarilla o la de color blanco gris. Si el mineral ha logrado tener una cristalización perfecta, entonces no tendrá ningún color.
Por ello, para identificar si realmente se trata de magnesita habrá que echar un vistazo a su composición. Lo más normal es que se presente con masas de microcristales. Estas masas resultan compactas y opacas, lo que hace que se parezcan mucho a la porcelana (tanto de forma estética, cómo en base a su dureza).
Otro de los rasgos más identificativo que ponen al descubierto las propiedades de la magnesita es lo que ocurre si se expone el mineral a la luz ultravioleta. A través del mismo podremos ver un color verde blanco, o blanco azul, algo que raramente ocurre en otro mineral.

¿Dónde se encuentra el mineral?

El mineral magnesita se encuentra más fácilmente en rocas sedimentarias evaporativas. Esto ocurre en ciertos lagos mediante el proceso de desecación. Eso sí, estos lagos deben cumplir la condición de que sus niveles de magnesio deben ser elevados.
También es posible encontrar la magnesita en depósitos de calcita y de dolomita, o cómo fruto de una alteración en rocas serpentinitas.
De los yacimientos de Brumado (Bahía, en Brasil) se han obtenido los minerales más grandes. Estos pueden llegar a medir hasta 1 metros. Aquí también se han encontrado algunos cristales de magnesita con un tamaño de 50mm.
En España hay un lugar conocido cómo las “canteras de Eugui” en el que también se han encontrado cristales de tal tamaño.
De un tamaño no tan grande (de unos 10mm más o menos), existen algunos yacimientos en Val Malenco (en Italia).
También hay yacimientos en muchas otras zonas cómo en Eslovaquia, en China o en Austria.

Datos interesantes del mineral

Cuando nos ponemos a estudiar los minerales es muy común encontrarnos con que la gran mayoría lleva con nosotros desde el principio de los tiempos… pero el caso del mineral magnesita es una excepción. El hombre no lo descubriría hasta el siglo VII, y el primero nombre que le dio para identificarlo fue el de tierra de talco dura (debido a que todavía no se había conocido el elemento magnesio).
Una vez que el elemento fue por fin descubierto, este recibió el nombre de magnesita, y lo sigue manteniendo a día de hoy.
Dietrich Ludwig Gustav Karsten empezó a denominar a la magnesita cómo tan en el año 1808. Pero siendo meticuloso, el matemático no creó ese nombre, si no que le fue otorgado por parte de Juan Claude Delamétherie en 1785, aunque este científico tan sólo lo aplicaba al carbonato.

Minerales que también te pueden interesar

error: Contenido protegido!!