Saltar al contenido
Minerales y Rocas

Minio, propiedades del mineral

Minio, propiedades del mineral
Evaluanos

¿Qué es el Minio? El Minio es un mineral que se clasifica cómo un mineral óxido. No se sabe en qué momento del tiempo fue descubierto, ya que fue extraído desde el principio de la humanidad; y es que se han encontrado referencias que apuntan a que se empezaría a usar desde la época de la prehistoria. El término deriva del latín Minium al entonces mineral cinabrio que se presentaba mezclado con óxido de plomo; se extraía de las minas principales del Río Minium, de ahí también deriva su nombre.
Para conocer en detalle que es el minio, sigue leyendo esta información:

Propiedades del mineral

  • Fórmula: (Pb2+)2Pb4+O4
  • Dureza: 2,5
  • Color: Rojo
  • Clase Minera: Óxido

Usos del mineral

El minio de plomo se ha usado desde la Prehistoria y todavía sigue siendo muy importante en la sociedad. Sin embargo, en los últimos años se ha visto disminuido su uso, debido a que se piensa que puede ser perjudicial para la salud. No obstante, se considera muy valioso en la industria de la energía móvil, del bricolaje y de la pintura.
El minio se tritura hasta conseguir un pigmento de un característico color rojo que se utiliza para hacer diferentes punturas. Con ellas se pueden pintar desde paredes hasta jarrones y diferentes obras de cerámica.
También se puede utilizar cómo un pigmento de color rojo que ayuda a tintar los elementos textiles. Este pigmento lo utilizan algunas tribus para marcar sus cuerpos; en este punto hay que tener mucho cuidado, ya que su exposición continua con la piel puede ser caótico para la salud.
En relación con el ámbito de la energía móvil, el mineral se utiliza para elaborar baterías, cómo las que se pueden encontrar en los vehículos, en los diferentes aparatos del hogar, incluso hasta las que se encuentran en los teléfonos móviles.
El minio destaca por su gran poder para detener la corrosión; es capaz de contribuir a elevar el tiempo de uso de los metales, para que estos puedan aguantar mejor las diferentes inclemencias del tiempo sin llegar a estropearse.
Eso si, para la manipulación del minio, en sus diferentes formas, se recomienda la utilización de mascarillas o de guantes de plástico. Y es que el contacto con el mineral puede causar problemas importantes de salud.

¿Cómo reconocer el mineral?

El minio es un mineral que se presenta con un marcado color rojizo muy característico. Aunque hay otros materiales con el mismo color, no resulta ni tan brillante ni impresionante cómo el de este mineral. Ahora bien, es importante no confundirlo con el polvo de cinabrio (el mismo que utilizaban en la Antigua Roma), o con el litargirio. La confusión se produce porque comparten la coloración, aunque los elementos no tienen nada más que ver entre si.
Se le conoce también cómo el minio de plomo debido a que aparece en aquellos yacimientos en los que también está presente el elemento (razón por el que se le considera una buena mena de plomo).
Otra forma de identificar al mineral es prestar atención a los elementos que aparecen en los yacimientos; además del plomo, también encontraremos algunos sedimentos terrosos, masas que se han ido compactando o materiales que se han visto pulverizando. La suma de esos elementos son los que confieren la textura del mineral. También se suele asociar a otros minerales cómo galena, masicotita, cerusita, litargirio, mimetitá o wulfenita.
Al contener plomo, siendo el elemento tóxico, siempre se debe de manipular con cuidado. Habrá que lavarse las manos tras tocarlo, no ingerirlo y no inhalarlo.

¿Dónde se encuentra el mineral?

El minio es un mineral muy complicado de encontrar, aunque es cierto que hay algunos yacimientos a nivel mundial. Aunque la principal característica para encontrar minio es que en el yacimiento haya plomo, los yacimientos deben de estar bien aireados, o estar dispuestos directamente en el exterior. La razón de esto es que hace falta oxígeno para que se produzca la oxidación que dará como resultado el mineral.
No es demasiado habitual, pero este proceso también podría llegar a ocurrir si se produce una explosión en una mina, y si luego esta va precedida por un incendio. Esto hará que las partículas del oxígeno lleguen al metal y entonces empezará la transformación que originará el minio.
Podemos encontrar yacimientos de Minio en Suecia, Escocia, Australia o Irán. En España nos tendremos que ir a Ciudad Real para encontrar el principal yacimiento de minio.

Datos interesantes del mineral

El término de minio en nuestro idioma deriva de la composición del óxido de plomo que iba unido con el cinabrio; desde la antigüedad, esta unión de elementos se utilizaba cómo pigmento rojo. Más adelante, el termino minio fue extendiéndose hacia el resto de idiomas de Europa. Existe un sinónimo que no se usa demasiado sobre el minio, y que es “plomo rojo”.
La exposición prolongada al minio provocará las mismas afecciones que una exposición prolongada al plomo. Resulta más tóxico para los niños pequeños o para los niños que no han nacido aún (la razón de ello es que todavía se encuentran en proceso de crecimiento, lo que hace que sean más vulnerables a la absorción y a la retención del plomo).
Se calcula que, en monto anual, unos 310.000 niños de edades de entre 1-5 tienen elevadas concentraciones de plomo en la sangre.
Conviene tener mucho cuidado con el minio y, en especial, con el plomo.

error: Contenido protegido!!