Saltar al contenido
Minerales y Rocas

Silvina, propiedades del mineral

Silvina, propiedades del mineral
2.6 (51.11%) 18 votes

La silvina es un mineral que está clasificado dentro del grupo de los haluros, y cuya fórmula química es cloruro de potasio (KCI). Su forma de cristalizar es la misma que la sal gema, siguiendo un sistema regular en cubos. Lo más común es que se presente en masas sin ningún tipo de color, aunque puede estar parcialmente coloreada si existen sustancias extrañas (cómo puede ser la sal). Es soluble en agua y fue descrita por primera vez en el monte Vesubio en el año 1832. Finalmente sería nombrada cómo Silvina por François Sylvius de le Boe.

Estas son las principales particularidades de la silvina:

Propiedades del mineral

  • Fórmula: KCl
  • Dureza: 1,5-2.
  • Color: Blanco, amarillento, rojizo, gris, azulado
  • Clase mineral: Haluros

Usos del mineral

Entre todos los usos que tiene la silvina, destaca ser una mena muy importante del elemento potasio. Con este elemento se dan forma a la gran mayoría de los fertilizantes que existen hoy día en el mercado; sin la silvina, estos componentes serían muy diferentes, y menos efectivos. Además, el potasio también se utiliza en procesos relacionados con la fabricación de explosivos.
Pero sus usos no quedan aquí, y es que la silvina también está implicada en procesos que se utiliza para crear perfumes, o para algunas actividades relacionadas con el mundo de la fotografía. Incluso permite crear adobes en diferentes partes del mundo.
Mirándola desde el punto de vista esotérico descubrimos que el mineral tiene todavía más usos.

Se piensa que si la silvina tiene algunas trazas en color anaranjado, tendrá un alto poder revitalizador, pudiendo ayudar al portador a recuperarse en ciertos momentos de cansancio excesivo. Ayuda a revitalizarse, a activar una distribución homogénea de la energía a lo largo de todo el organismo.

Si presenta algunos toques en color amarillo, el mineral silvina se relaciona con la sensualidad y con la espontaneidad. Ayudan a salir de algunas situaciones de apatía y ayudan con la estimulación de la creatividad.

Si presenta un marcado color rojo, la creencia popular nos dice que el mineral nos ayudará a recuperar las ganas de vivir. También puede ser un importante motivador que nos servirá para conseguir cualquier objetivo que nos hayamos propuesto.
En su forma blanca se utiliza como un elemento protector genérico, para protegernos ante cualquier situación diaria.

¿Cómo reconocer el mineral?

El mineral silvina se puede confundir con otros minerales similares, por lo que vale la pena estudiar en detalle su composición.
La silvina tiene forma de octaedro y de cubo y es bastante habitual que se combine con masas cristalinas granuales o con exfoliación cúbica. Se le suele confundir con la halita, ya que tiene una estructura muy similar a la de este mineral.

El color más habitual en el que nos encontraremos con la silvina es el banco, pero no el único. Dependiendo de las impurezas que presente, es posible que también la encontremos en otras tonalidades cómo morado, gris, rosa, amarillo, roja, o más partículas. También es posible que tenga un singular brillo vítreo.

Esta composición de colores no es regular; un mismo mineral de silvina puede estar compuesto por diferentes tonalidades sin que sigan un patrón aparente.

Precipita junto con cloruros de calcio y con sulfatos, además de con otros elementos cómo el potasio, el magnesio, la anhidrita o el yeso. En el proceso de sedimentación puede darse el caso de que se quede interestratificado (comprendido entre 2 estratos), con arcillas, haciendo que los materiales se deformen y se crearán diapiros.

¿Dónde se encuentra el mineral?

Los yacimientos del mineral de silvina son bastante habituales, pero no se puede concluir que sea un componente fácil de localizar ni mucho menos.

Los yacimientos internacionales más importantes se encuentran en Stassfurt (Alemania); los minerales de silvina de allí llegaron a tener un tamaño de hasta 50mm. En el mismo país, pero en Wathlingen, se llegaron a encontrar piezas de la silvina de forma de estalactitas.

Otro lugar importante en el que se encuentran yacimientos del material es Ucrania o en los EEUU; En estos lugares se presenta el mineral en forma de octaedro, junto con halitas.

En España también encontramos importantes yacimientos de silvina; el más importante se encuentra en Barcelona (en Suria, Cardona, Sallent y Balsareny). También encontramos otros yacimientos en Salou, en Vilanova, Aguda o en Avinyó.

Es importante destacar el yacimiento del Perdón (Navarro), en el que también se han encontrado piezas con un tamaño considerable.

Datos interesantes del mineral

Lo más común es que se forme en terrenos áridos como en desiertos. La particularidad de estas zonas es que, tanto por las condiciones de la climatología, cómo por el paso del tiempo, se habrán creado ríos salados o lagos en los que resulta mucho más fácil que se hayan originado los minerales.

El nombre de silvina es un derivado del nombre que le fue dado por los primeros químicos que la estudiaron, y resulta del concepto “sal digestiva de Sylvio” (en relación al químico Sylvius de la Boë)

En algunas referencias se indica que el nombre de la silvina está relacionado con la reina “Silvia” (que también fue conocida como la reina del bosque), aunque no ha podido ser confirmado.

Como curiosidad, se piensa que en China hay una cuenca en la que permanecen 10.000 millones de toneladas de este material, aunque todavía no ha podido ser confirmado hasta la fecha.

error: Contenido protegido!!